miércoles, agosto 25, 2004

Las mentes vanas están condenadas a la imitación.

No hay comentarios.: