domingo, abril 30, 2006

Mi miedo.

"Entierro de la moral extrema". Irán Lomelí.

Mi miedo más grande, es el miedo a la muerte, y no a mi muerte, sino a la muerte de un ser querido. Ese miedo nace, creo, en que en realidad, nunca he experimentado la muerte de un ser cercano a mi, la muerte más cercana ha sido la muerte de mi bisabuela cuando tenía alrededor de 10 años, y sencillamente preferí ir a mi clase de natación que ir a su entierro. Eso me da miedo, y más porque siempre he pensado que las cosas siempre se nivelan, no sufriste ayer, sufrirás hoy, (es una ideología un tanto pesimista, pero no tanto si se le ve desde todos los ángulos).

Y el hecho de nunca haber experimentado la muerte de un ser querido, siento que me ha hecho aun más débil, siento que me aferrado demasiado a mis seres, y me da un miedo terrible perderlos. Es que en realidad, yo considero que mi vida ha estado bastante alejada del dolor, por eso no me considero capaz de lidiar con él, porque no he tenido un verdadero chance de enfrentarlo, gracias a Dios tuve una infancia plena y muy feliz.

Y debo reconocer mi naturaleza masoquista. La experiencia más cercana al dolor, fue una relación que me arrastró dentro de un circulo vicioso, o quizá yo misma me arrastre, no lo sé, es allí donde creo que radica mi naturaleza masoquista, pero a la vez, ¿quien no ha tenido una relación un poco masoquista? Donde sabes que no debes estar, pero ese mismo sentimiento que tu mismo te impones de prohibición, más que hacer que te alejes, hace los besos de tu amante aun más dulces. No sé si es masoquismo o que sencillamente me gusta lo prohibido… no lo sé… en realidad nunca sé nada…

8 comentarios:

Acerina dijo...

Concuerdo en que experimentar la muerte de un ser querido es muy duro. Yo he vivido muerte de primos y tías, pero en realidad la muerte que me dio en la torre fue la de mi padre. No sé si ahora soy más fuerte, quizás si. El dolor puede hacerte más fuerte.

Las relaciones de pareja extremas también pueden hacerte más fuerte, pero creo que es mayor el daño... Y, si bien no está en tus manos impedir la muerte de tus familiares, si está en tus manos no mezclarte en relaciones así... Aunque creo que igual las disfrutas, verdad???

Me gustó este post :)

Canela dijo...

acerina: es irremediable... pero no, ese tipo de relaciones son como un espejismo, uno cree estar bien, pero no, se vuelven un vicio, y lo mejor, es salir.

neftalicruznegron dijo...

Primera vez que te visito, me gustó el blog. Saludos desde Puerto Rico.

Wao miedo a la muerte: eterno tema. Como dice Acerina el dolor te hace más fuerte. Debes acercarte a él, porque cuando te toque de cerca, puede causar traumas imborrables. Enfrentar la situación con madurez que un poquito de dolor no te quitará lo hermosa que eres.

Te seguiré visitanto y leyendo.
Adelante.

Canela dijo...

Neftali: Hey! si, pues no es que haya evitado, sino que sencillament eno me ha tocado, para bien o para mal... gracias ;)

Cereza dijo...

Canelita Bella recibe un fuerte abrazo y muchas gracias por tu buena vibra ;-)

Gustavo er Cura dijo...

Canelita el tema es interesante y algun dia publicare un post sobre el tema. La muerte siempre deja marcas y huellas en nuestras personas, pero debe recordarse lo que el mismo Jesús mostraba, que nosotros estamos aquí de modo prestado, pero que "la semilla para que de frutos, debe morir", por lo cual, aunque suene algo patetico y fuerte, el morir, no es el fin de nuestra existencia, sino un camino a una nueva realidad que nosotros no conocemos. Pero personalmente es algo no recomendable para nadie, ni siquiera para nuestro peor enemigo.
Excelente post

Erwin García dijo...

humilde o no? no lo sé pero vaya manera de terminar... solo sé que no sé nada. me identifico mucho contigo. un fuerte abrazo. Erwin.

Canela dijo...

Cere: siempre cere!!

Gustavo: si, es más creo que mi primer post habla de eso, o el segundo no sé, saludos XD

Erwin: Si, a veces uno sencillamente se queda así: "no sé" o quizá preferimos no saber! no sé! quedé en las mismas... gracias por pasar ;)