viernes, octubre 27, 2006

y yo no soy cuaima

La mala maña de decir lo que no se quiere decir:


-Te molesta que haga esto?
-No para nada
-En serio?
-Claro que no me molesta, ya te lo dije.
-Bueno entonces me voy… chau
-Dale

Las mujeres somos así, por que negarlo? Así somos. A pesar de los golpes seguimos creyendo que los hombres en el fondo tienen un sensor emocional que descifrará exactamente lo que queremos a pesar de lo que decimos. Hey, es hora de reaccionar, los hombres son básicos, cavernícolas civilizados pero cavernícolas al fin, si quieres algo dilo, dilo.

El rollo es no sentirnos estupidas y retrogradas al decir exactamente lo que queremos decir:

-Te molesta que haga eso?
-Claro que me molesta imbecil descerebrado, por que crees que tengo esta cara????
-En serio?
-Si! Me molesta que salgas con tus amigos hoy y en especial porque yo no tengo absolutamente nada que hacer y el hecho de pensar que vas a estar bebiendo y bonchando mientras yo estoy sola en mi casa tragando moscas me enerva! Apartando el hecho de que no entiendo como prefieres salir a beber con esa cuerda de malvivientes cuando puedes estar conmigo 

Olvídenlo, mejor nos quedamos calladas.

3 comentarios:

El loco dijo...

jajajaja ciertamente es mejor callar, a veces claro!!!
Saludos

Andres dijo...

Tengo en mi cara ese rictus de sonrisa contenida por esperar que "alguien" se voltee para reirme por completo.

En el punto. =). JAjajajajajaj

Y si tenemos ese sensor, sólo que podemos apagarlo a discreción. Nos movemos más por la palabra.

Saludos, que sigas bien Canela.

Canela dijo...

jejeje si, tampoco es bueno quedarse calladas... pero!... mejor me callo :s