martes, diciembre 29, 2009

Que todas las veces que fui de alguien fui tuya,

Todo antes de ser yo, fue tuyo…

El sabor intenso y dulce de tu piel será siempre mio, porque nadie podrá decirme algúna vez que no fui tuya. En el calor penetrante que me diste, en la pasión fúnebre de saberme tuya sin que nadie mas pudiese saberlo.

Yo no se que era de mi antes de ti, yo no se que era de ti antes de mi. Y no me importa. Me importa un bledo que cuerpos saciaron tu cuerpo antes del mio. Que cuerpo colmo mi hambre antes del tuyo… acaso importa? Solo se que yo soy tuya, y no tengo nombre, no tengo ser antes de ti, solo soy piel colmándose con tu piel… y mi alma se calcina, y me importa un bledo… soberano y grandote. Como tu y como yo. Que no somos nada antes de ser. Antes de ser tu y yo.

No somos nada. No fuimos nadie.

no se que hice... en realidad lo copie y lo pegue
lo hice hace tiempo,
mi pena estara por siempre en este post...

Tenia meses sin escribir. Creo que haia perdido la habilidad de hacerlo a lápiz y papel, que acostumbrada a la PC mis pensamientod dr habían vuelto más rapidos que mi mano, y pensar en reescribirlos en el computador se hacia mas tortuoso, seria parir dos veces el mismo bebe, o verse en zoom las manchas de la piel. Buscaba desesperada una hoja a rayas, para enfrentarme de nuevo a mi misma, que me tenia olvidada por evitar sustraerme de mi algo que no me calara. Como un impulso insolito de vomito, buscaba la poceta mas cercana, buscaba yo una hoja a rayas, un papel en blanco seria demasiado intimidante, y aquí estoy, vomitando palabras, vomitándome, escupiendo todo, y se siente tan bien, aunque luego tenga que volver a parir.

Almodovar siempre me da ganar de escribir.

Tienes dudas? La presgunta se presento en letras blancas con fondo negro. Yo no podía dejar de mirarle, quise permanecer asi todo el tiempo posible, sin pronunciar palabra, para saber si de verdad era eso lo que quería. No supe responder. Najo la mirada lentamente, pasó sus dedos por el cuaderno, cruzó la pierna y volvió a presentar las letras blancas en fondo negro.

Pues claro, y es obvio, de no ser así no lo preguntarías.

Dudas era casi todo lo que tenían, un hilo invisible les unia sin ellos saberlo. El no confiaba en ella, ella no quería confiar en el. No debían confiar. Manejar a ciegas, eso era lo que hacían, sin saber si llegarían, si chocarian con un muro enorme, o si caerían por un acantilado, ese era el hilo. Eran tan parecidos que no podían alejarse, necesitaban la angustia que le provocaba el otro. De ser libres se hubiesen aburrido en milésimas de segundos. De disfrutarse el uno al otro, se hubiesen cansado. La simplicidad. La rutina. La cordialidad. Les hacían añorar la fatalidad, y la autodestrucción se les hacia divertida. Algo interesante. Tan similares que no podían acordar. En la vanalidad de su pasado se basaba la tortuopsa fascinación por el presente. Mover las cosas y salir ilesos de si mismos para contarlo. Fue solo un momento cuando mirándose a los ojos decidieron aplazar wl placer de joderse la existencia… solo un momento mas.

sábado, diciembre 12, 2009

A mi me gusta decir “peos”

Yo, que me jacto de ser una pseudointelectual, que reniego de la vulgaridad, que me parece fútil e inocua tanta grosería barata y balurda en una misma oración, que aprecio las buenas letras, que a pesar de considerarme medio ignorante, al menos llevo la delantera al estar al tanto de mi ignorancia, que me gusta conocer el significado real de las palabras para no evidenciar tanto mi ya nombrada ignorancia. Si, de igual forma no hay placer que se compare a decir: peo… peo… peo. Que por mi condición femenina y el exacerbado arraigo en nuestra cultura del machismo, estoy condenada a “verme bonita y decir cosas bonitas” (vale, que yo no creo en feminismo, ni en machismo, somos iguales y ya… ser femenina, o al menos intentarlo, no me convierte automáticamente en una idiota): no hay palabra que enmarque todo el significado chaborro del peo en si mismo como la palabra peo. Pedo es pa gays y niñitas reprimidas.

“salio un viento impropio de ti” “eres tu o huele feito?” “te lanzaste un pedito” “te tiraste un pedo?”… nada se compara con: TE TIRASTE UN PEO PUERCOOOO BALURDO!