martes, julio 22, 2008

Lista de cosas que ya no seré

  1. Miss Venezuela


Siento que soy un transeúnte esperando la luz verde para cruzar la calle, y mi vida me pasa por el frente en un autobús inmenso al cual no me quiero montar, pero del cual sale una alfombra roja que se desenrolla a mis pies y me sube, y yo, no me opongo, porque no tengo a ningún otro lado a donde ir.

Si, que ladilla. Me faltan verbos y palabras elegantes para describirme. Pero es así. Y eso que siempre he sido yo la que da los primeros besos, una sola vez no lo he hecho. Pero no hay diferencias, todas han terminado mal.

Es cierto. No tengo las riendas de mi vida. He llegado hasta aquí porque he caminado sin mirar a los lados, sin el suficiente valor para lanzarme a un camino desconocido, por miedo a no llegar a ningún lado y descubrirme tiempo después sabiendo que nada valió la pena, y lo que menos me gusta en este mundo es perder el tiempo. el malgasto.

Siempre soy la que baila sola. La que hace que las novias se arrechen porque le baila a sus novios indecentemente inocente. Y no me importa. Eso también me gusta. Pero ya me ha gustado por demasiado tiempo. Aunque las uñas rojas ahora si me van.

Absténgase por favor cualquier persona con algún consejo zen de que soy joven de que tome las riendas de mi vida, que me atreva, que me lance, de que soy afortunada, de que tengo mil opciones, y todas esas porquerías que todos sabemos. Porque todos nos sabemos esos consejos. Igual gracias, tampoco me gusta ser maleducada.

A mi si me gusta dar los primeros besos y Batman… es muy buena.