lunes, abril 14, 2008

r-e-t-a-z-o-s

Si, esos virus hoy en día
Con revisar el correo puedes agarrar un sida cibernetico
Ah que exagerada
es que tu no sabes de los troyanos?

Si alguien se merece dormir bien, eres tú. Y eso, querida mía, es lo más dulce que te puedo decir. No hay nada debajo de la superficie, porque la superficie es todo, no escudriñes por mi alma, porque está en el aire, y sólo tu puedes inhalarla… consumirla, percibirla… un perfume imperceptible, así de inútil soy, sólo un manjar de buenos deseos… para ti.

Una carta de amor no es nada… sin ti. Un poema, no es nada… sin ti. Musa, poema, oda y canción, baile, perfume, vestido… y amor? Se que rima, pero no me siento digno. Un beso.

Algún poeta famoso, seguramente Withman, dijo algo más o menos así: “como pudieron amarte como si fueses común y corriente”, pues si withman tiene razón yo no merezco ser amado. Si todos somos especiales, entonces nadie es corriente y ordinario, y si las cosas son así, no hay tal cosa como ser extraordinario, yo no pretendo ser especial, sólo pretendo ser. Existir, pensar y sentir. Quizás, gracias a los normales, comunes y corrientes como yo es que existe esa cosa extraordinaria que distingue a los “especiales”, quizá esa sea mi misión en la tierra, hacer especiales a los especiales siendo común y corriente. Si es así, soy el hombre más común, corriente, ordinario y normal sobre la faz de la tierra. Un momento… acaso eso no me hace especial? Fuck!

Por supuesto que ese es mi nombre. ¿Por qué habría de darte un nombre falso? No tengo absolutamente nada que ocultar. Mi verdad está a la vista… todo es verdad. No hay nada oculto, nada de nada, y ni tu ni nadie puede contradecir eso. No hay pruebas. No hay nada que pueda probar que yo no he sido sincera, que no he obedecido a las letras hasta en el mínimo punto, y la insignificante coma, nadie puede decir lo contrario. No, de verdad que no. Lo ves.

2 comentarios:

Maru dijo...

Me gustó la historia, es como que tiene un velo detrás.
Besos!

canela ela dijo...

gracias!