domingo, diciembre 09, 2007

Quería escribir de la reforma...
pero ya pasó de moda

Iba a empezar esto “yo no creo en muchas cosas pero creo en...” pero en realidad yo soy: creo en muchas cosas, pero no creo en... muchas cosas.

Por ejemplo, yo CREO, y debo hacer una mención honorifica, porque de verdad, cuando ya no tengo en que creer, sólo me queda creer en esta, y hasta ahora, no me ha defraudado, yo CREO en Dios, aja, así con mayúscula. Creo porque es divertido, porque casi es mágico.

También creo en las personas, si, aunque cueste, aunque se piense que ya no se puede creer en nadie, yo sigo creyendo.

Creo que tengo muy buena suerte, no sé si es fe, no sé si es positivismo, no sé si es buen karma, pero en fin, suelen pasarme cosas buenas, igual que a todos, sólo que trato de no pasarlas por alto.

Hey, si fueses asmático crónico... respirar es maravilloso...

No hay comentarios.: