martes, abril 10, 2007

Sabes qué? T E O D I O




Mi Primer Odio

Es imposible decir que no.

Siempre el fucking primer amor, que nadie recuerda su primer odio?

Es igual de apasionado e intenso que el primer amor, y obvio, porque tiene que ser así, es consecuencia del primero. Pocas personas conservan todavía a su primer amor, a menos que te acabes de enamorar. Y las probabilidades de que tu primer verdadero amor haya terminado bien, son algo escasas. Entonces, si has tenido un primer amor, es muy probable que hayas tenido un primer odio.

Yo lo tuve, y fue genial. Odie, y odie, se me ocurrían las cosas más macabras, que hoy me parecen comiquísimas. Y es un odio extensivo, odias todo lo que tenga que ver con esa persona, países enteros pueden ser odiados sólo por su conexión a ese “ser”, porque generalmente, por ser el productor de tan deplorable sentimiento en ti, pierde su nombre y número de cédula, y pasa a ser “el ser”. Si, es muy probable que ese mismo “ser” pueda hacer que lo ames de nuevo en quince segundos mientras lo odias, y es por eso que en realidad le odias tanto.

Y cual es el problema con odiar así? Yo no lo veo ninguno, es un proceso natural, que a la vez ayuda a superar esa situación, porque un día, así tan sencillo, te levantas, y caes en cuenta de que odiar a ese “ser” es inútil y estupido, le vuelves a ver como una persona más, inclusive, como ya no le odias es muy probable que le vuelvas a ver tal cual es, luego de un tiempo te parece inaudito haber derrochado tanto tiempo en amar/odiar a esa persona tan increíblemente normal, ya no te parece ni fascinante ni mucho menos detestable, vuelve a tener nombre y número de cédula, y así como así, pasa a ser otro humano en el planeta tierra, totalmente olvidable, y memorable sólo cuando le abstraes de esa cotidianidad y le recuerdas como esa persona que amaste/odiaste.


De ese odio solo quedaron un montón de letras engrapadas en poemas cursilongos y melancólicos, que ahora sólo me dan pena, pero a lo hecho pecho.

Ahora, piensa en esa persona que has odiado realmente, y no digo que el odio sea consecuente del amor en todos los casos, no, hay veces en que el amor sencillamente se queda sin consecuencias, como que se le acabo la gasolina, y ya, no produce más nada, ni siquiera odio, es allí cuando se arrojan los abrazos, los besos, las caricias al piso, y se quiebran, porque ya no queda más que espacio entre ellos. También me ha sucedido.

Empiezo de nuevo, piensa en la persona que has odiado, con todas tus putas fuerzas, con las entrañas, con hígado, pulmones y corazón (claro, porque la has amado primero), y luego, porque nadie va a saber que fuiste tu, deja su nombre acá, en anónimo. Y si todavía le odias, escríbelo acá. Inclusive, puedes escribir que le odias sin decir quien eres o quien es. Yo no escribo nada, porque últimamente, ni siquiera el sabor del odio llevo por las venas, tan inerte como una uña recién cortada.

El post del odio, suéltalo aquí.

8 comentarios:

Webmaster Bellas Venezolanas dijo...

Mi primer amor lo tuve hace tiempo, y aun lo recuerdo vívidamente, por lo cual me da melancolìa después...

Ni recuerdo haber odiado a nadie en mi vida... Será bueno o malo?

Saludos para ti tambien, mi bella Canelita...

Ricardo dijo...

odiar... nah, a nadie... y a Michelle? no... si era un pan de dios...

en fin, que siempre he sido un anormal...

ROBERTO ECHETO dijo...

Canela, yo vivía lleno de odio. Ahora no es que viva sin odio, pero lo administro. Hay que administrar el odio porque no se puede andar por ahí odiando a todo el mundo.

Se te abre un hueco en el estómago.

Hay gente que no merece tu odio ni nada. La nada es peor que el odio, pero eso lo entiendes con los años.

Qué belleza que hayas hecho esta reflexión sobre el hate.

Un beso y sólo espero que vivas enamorada por siempre de la imagen que te tatuaste.

george dijo...

No odio a ninguna persona,
odio a los gobernantes que saben respetar a la naturaleza,
odio a la gente que destrozan por puro placer,
odio a todos que no abren sus corazones por egoísmo
odio.........

te quiero Canela,
porque eres mi guapa Canela

canela ela dijo...

Lo que pasa es que yo creo que esa especie de odio es normal y natural, y no es toxico... saludable hasta cierto punto porque te ayuda a superar etapas.

pero si, como dice Echeto, amame, odiame, pero no me ignores.

pino dijo...

Mi primer amor señorita Laura, terminó en hastío, en esa sensación de, "hace rato ya que fue suficiente", ja ja ja. Pero es que mi primer amor, fue un amor alternativo.

En fin, "éso" contaría como mi primero odio. Y como cuentas, se puede odiar un país entero, si existe una filiación, a mí me dio por odiar a los Luis, pero ya no, ya no.

Rodrigo dijo...

Mejor que el odio es el desprecio, el odio es una especie de atención, con el despecio no le das ni un gramo de atención , te importa un pito lo que le pase y list. Yo quisiera despreciar y no odiar. De odio tengo un tren jalando mil vagones, y los quisiera cambiar por desprecio, que es livianito, no pesa nada.

canela ela dijo...

tienes razón