domingo, abril 08, 2007

No es ninguna critica religiosa

Domingo de resurrección

Como parte de la tradición que sugiere resucitar en Domingo, me propongo hoy dejar un poco de mi, a ver si vuelve a nacer, o se termina de podrir todo.

Que se puede decir que no se haya escuchado antes? Es casi imposible, en realidad, impronunciable, porque todos los sonidos ya parecen estar usados, y las palabras inventadas carecen de eficiencia. Pienso ahora en los sonidos vírgenes, todavía existen? El mundo tan viejo, tan vivido y recorrido, todavía conservara en su seno algún sonido inescuchado (al cuerno, ni siquiera existe esa palabra, y como dije más arriba, carece de eficiencia). Y las palabras, todavía hay palabras vírgenes? Yo cada vez pierdo más mi virginidad, poco a poco, porque la virginidad no está en el himen, como la inocencia no está en el largo de tu falda. Pero si, siento que la voy perdiendo con cada pedazo de piel que voy destilando por ahí, y pienso ahora en ponerme melancólica, y pienso en no hacerlo porque no me gusta el melodrama, y mucho menos que se calen mi melodrama, pero vuelvo a la realidad, al hecho de que a nadie lo obligan leer esto, y nadie me paga por hacerlo.

Sinceramente creo que las cosas no están bien, y el principal problema es que no están bien desde hace tiempo. Y parte del problema es que sigo pensando que el problema es otro, pero no, asumirse como se es y no como se piensa que se es. Porque el problema no es que estés solo, el verdadero problema es que no sepas lidiar con el hecho de estar solo. El problema no es que no te correspondan, el verdadero problema es que creas que ese es el problema. Pero si, de una u otra forma todo está enmascarado, y todo se ha ido cayendo últimamente. Y siento que estoy en retroceso, que las respuestas se me han ido escapando con el pasar del tiempo, leo viejos escritos y me parece que los escribió una persona totalmente diferente, una persona más conciente de si misma, no porque tuviese más respuestas sino porque sabía o sabe (ya ni sé) que las respuestas que buscamos no están en el exterior, están dentro de ti mismo, y ya. Creer que algo tiene que pasar para que tus problemas se solucionen, no es alivio, es achantarse y ser parte de tu propio crucifijo (the holy week). Creer que tus problemas se resolverán si llega eso, si pasa eso, si deja pasar o si nunca pasa “eso”, es podrirse. Antes solía escribir más bonito, más sutil, más.

Aun conciente de esto, no puedo evitar querer “eso”. Y no necesito consejos, ni consuelo, y no es arrogancia, no, es que como dije arriba, Que me puedes decir que ya no haya escuchado?

3 comentarios:

pino dijo...

Bueno evitandome cualquier ápice de consejo, o de palabras de apoyo, recurro a mi lado comemierda y te digo que suenas un poco como Arjona, ja ja ja ja.

Sí, lo admito, apesto. Ya hoy es otro maldito lunes.

canela ela dijo...

si, yo también lo pensé, como la cancion esa del problema no es que me montes cachos el problema es que no me importa, o algo así. Pues si. Y no apestas tanto como quisieras. saludos.

Adrián dijo...

Tenemos miedo de estar solos. No solos sin pareja o sin trabajo (pero cómo jode, JA JA JA), sino que no podemos aguantar un minuto estando con nosotros mismos, afrontando nuestro "yo", que sale, se manifiesta en medio de la nada, sin algo que nos distraiga o nos haga olvidar que existe...

¿Por qué digo esto? sencillo. Las personas buscan ocupar sus vidas con algo, su día a día. Buscan compañía (así sea un perro), beben, escuchan música, leen, escriben, o ven televisión.

Cualquier cosa menos sentarse solos, en silencio a analizarse a sí mismos, su vida, y casualmente su destino.

Huímos constantemente de esa extraña sensación abrumadora que nos hace sentir lo complejos, o lo simples que somos...

Huimos de nosotr@s mism@s, y nada más.

Dejaremos de sentir esa ansiedad, sentirnos como estancados, esperando algo que no se sabe qué carajo es ni para qué sirve. Cuando enfrentemos a nuestro YO.

¿Te has puesto a pensar, bella Canleita, que en vez de escuchar algo nuevo, pruebes a escuchar el sonido del silencio?

Si eso te aburre, o te da miedo, entonces ya entiendes qué me refiero...

Un Beso. Me encanta tu Blog...