jueves, octubre 05, 2006

¿Quién dijo que todas las putas fuman?

Hablando de cine, de Dios, de putas y algunas otras divinidades

Veo a los actores como putas que se disfrazan para mentirnos, mentiras que pagamos por escuchar y ver, mentiras divinas, pero mentiras al fin. Será por eso que a veces prefiero el actor primerizo, siento que lo desvirgo con mis ojos, que lo despojo de su virginidad actoral, bueno, todos lo despojamos de su virginidad. El director el pimp, quien le dice como, cuando y donde debe prostituirse. Y es que creo que todos somos algo puta, todos buscamos vendernos, vender nuestras ideas, nuestra imagen, nuestro cuerpo, más que una venta, muchas veces es una invitación. Todos nos hemos vendido en algún punto, todos, absolutamente todos y por eso me parece curioso que la sociedad degrade tanto a las putas (y con decir “puta” incluyo a los dos sexos, por pura estética, la palabra “puto” me suena a mongolico), prostituirse no es exclusivo de las putas, todos nos prostituimos, porque todos nos vendemos, lo que varia es el producto que se vende. No es bueno juzgar, y con eso no quiero decir que no lo haga, pero a la final cada quien carga su propia cruz.

Dios, por otra parte, creo que es la puta con más pimps que existe, todas las religiones intentan vendernos un pedacito de Dios, un pedacito de su verdad. El cura el domingo lo prostituye, el testigo de Jehová lo prostituye de puerta en puerta, y los evangélicos hacen reuniones para hacerle publicidad. No creo que sea algo negativo, creo que todos buscamos acercarnos a Dios a nuestro modo, algunos encuentran un pedacito de verdad en alguna religión y deciden aferrarse a ella, no sé si es que no me he topado con la religión adecuada (esa que me envuelva cual araña a mosca), o si es mejor valorar las religiones como un todo, como un cuadro enorme con muchos matices, con colores opacos y oscuros y otros brillantes y resplandecientes.

En este punto creo que la vida es una película, y somos directores, actores y escritores, así que no se puede culpar a nadie por el fracaso de la película.

Así que en conclusión…

- Pobre de Dios que lo prostituimos a cada rato.
- Chévere por las putas que se dejan de hipocresías.
- Mi película tiene problemas de edición y desarrollo actoral, sin contar los rollos entre la directora y la escritora, a vece se pone algo aburrida, pero a fin de cuentas es mi película y si no me gusta a mi no le puede gustar a nadie más.


P.D.: no sé que pasa que no puedo subir imagenes... si alguien sabe cuenteme please

5 comentarios:

Padre Oso dijo...

A todas estas como quedan las putas (las que cobran) paradas????

Canela dijo...

...

george dijo...

Hoy hay temas:
-tambien hablo de pelicula y de Rosario Dawson,
-la religion y dios, tomo como un todo, te toca una poe accidente,
-si, todos nos prostituimos, vendemos nuestros productos como sea, colores, música, erótica, formas provocantes, cuerpos bonitos, arte... y mucho mas. Si no nos prostituimos nos quedamos detras y desaparecemos.

un beso

george dijo...

Me parece que los amigos no han entendido tu post, o no acceptan o se han ofendido, que tambien son putos/as!!!
¿no crees canela?

besos

Txïo [Kanashii hitomi no onna] dijo...

Ya he vuelto! Espero que todo sea como en los viejos tiempos. Te enlacé! Un besote enorme!