martes, mayo 02, 2006

Me salvo su mirada,
tenue y triste,
que brillaba como la luna
en el reflejo del agua transparente.

Otra noche con Malena


La vi de nuevo. No sé cuantas veces la he visto ya, pero cada vez que me olvido un poco de ella, porque mi memoria es mala no porque no sea inolvidable, vuelvo a encontrarme, de frente y sin previo aviso, con Malena, más que con ella, me encuentro de nuevo con Renato, Renato Amoroso.

Y es allí, en la escena final, cuando sus manos se rozan entre naranjas y polvo, cuando Renato huye de ella, pedaleando, buscando inútilmente asesinarla de su mente, diciendo el dialogo que no me sé, pero que siempre recuerdo, “la única mujer que no me pidió olvidarla, y sin embargo, la que nunca olvide, Malena”, es allí cuando más amo la película, cuando deseo que nunca acabe, y quedarme encerrada un instante que dure años en esa imagen, y sonrío y me dan ganas de escribir.

Nunca la olvide.
Me imagine entre sus brazos suaves y tiernos
como un dulce de durazno,
y me escurrí entre ellos.
Me fundí en su imagen,
y olvide todo cuanto había vivido,
todo, todo menos ella.
Yo, que la recorrí,
o ¿fue ella quien me anduvo?.
Quien me arrebato la infancia,
Y sin saberlo, sin siquiera sospecharlo
Me hizo quien soy.
Fui yo quien la inmortalizo,
en el silencio y en la paz bendita de su mirada,
en sus labios rojos que sólo imagine,
que nunca toque.



Creo fielmente en el poder de la mente. En el poder embriagador de los recuerdos y del pensamiento. Esos recuerdos dulces que nos atan, que nos emborrachan de felicidad. Y recuerdo, pero, a veces, como Renato, es mejor pedalear para olvidar, para ver si avanzamos un poco y llegamos a un lugar mejor, más parecido al paraíso mental que forjamos a base de recuerdos.

6 comentarios:

Acerina dijo...

¿Es con Monica Bellucci???

No la he visto, pero alguien me dijo que era muy buena. Ahora, leyéndote, me da más curiosidad...

Salu2

Canela dijo...

si, por esa pelicula supe quien es Monica Bellucci, la pelicula es casi una exaltacion a su belleza, pero es un verdadero tripeo... hace tiempo hice una referencia más explicita, un poco más objetiva y menos emocional de la pelicula... por ahí debe andar...

Saludos ;)

Efe dijo...

oy el primer rayo de luz que mis ojos perciben mientras duermo en el cuarto que fuera de mis padres, soy aquellas jóvenes ramas del árbol que aún crece afuera, que aún se mecen al ritmo del viento, que aún se erigen medida del tiempo y sentido de vida. Soy el viejo camino a la vieja escuela, el sabor casi medicinal de los desayunos del DIF y el vaso azul que solía llevar para tal efecto; soy la lonchera con Gene Simmons impreso en ambos lados, soy aquella bebida en embase de oso panda que hace años salió del mercado; soy una multitud de niños uniformados de blanco para hacer honores a la bandera, soy el asta que sostiene el emblema, soy la bandera ondeando viejas glorias y sentimientos chovinistas, soy la fugacidad de la educación primaria, los baños sucios y repletos de leyendas urbanas, soy el azotador en la banca de madera, soy la fiebre de la inteligencia y las clases en la clínica de asistencia social, soy el viejo barrio de calles sin asfaltar, el gris de las colonias populares, soy la música de las aburridas fiestas de adultos, soy aquel baño donde me escondí la primera vez que una canción me conmovió al llanto, soy el listón azul en la bolsa del uniforme, soy los labios de la compañerita y el silencio subsiguiente; soy las grandes distancias, fragmentos de mi país en la soledad de la carretera, soy los brazos de mi padre maniobrando el enorme volante, soy las gafas con que cubre sus ojos mientras conduce el enorme armatoste, soy la casa donde mamá espera mi regreso, soy el patio testigo del cigarrillo vespertino de algunas veces, soy la risa/recuerdo de mi madre.

Canela dijo...

Que bello, de verdad, que bello. Todos somos recuerdos, un manojo andante de recuerdos... Besos!

Psique dijo...

Suena bien! tendré que verla!

No olvidamos, siempre recordamos, pretendemos olvidar, pero siempre viaja con nosotros el recuerdo de lo que queremos, quisimos, vivimos.

Canela dijo...

pos si, no importa cuanta mala memoria se tenga