viernes, febrero 10, 2006

Por favor… te puedo contar un secreto?

Yo no sé si a ustedes les pasa, pero a mi suele sucederme que la gente se me acerca, y en un segundo me cuentan su vida, me confiesan secretos, traumas, deseos, me hablan de su familia, de su pareja, o me cuentan un chisme “súper jugoso”, del cual, por supuesto no conozco los protagonistas, o si los conozco, me importa un bledo. Me cuentan de todo, y lo hacen con toda la confianza del mundo, como si nos conociéramos de toda la vida.

De verdad no sé si tengo cara de psicólogo o de cura, pero el hecho es que es algo bastante común para mí que un extraño se siente a mi lado y se desahogue conmigo. Me cuentan de la enfermedad de su madre, de la pérdida de su trabajo, de su pareja infiel, de que no tienen tiempo para ellos, y se les ve esas caras de desahogo, como si de verdad lo necesitaban. Yo, pues me limito a asentir con la cabeza.

He pensado en ponerme una sotana o ponerme hacer crucigramas mientras me hablan, pero no sé, creo que seria una exageración.

Por cierto Feliz Cumpleaños al @ que cumplio ayer, y casi feliz cumpleaños a mi que faltan 4 días (14 de febrero)

5 comentarios:

Jorge Gómez Jiménez dijo...

Hay un caso exactamente opuesto: el del conocido que le cuenta su historia a todo el mundo. Cierto amigo me contó que su esposa llamaba de cierta graciosa forma a cierta parte de su cuerpo. Y aclaró, al final: no se lo cuentes a nadie que esto es una vaina privada. El caso es que todos los amigos comunes saben la historia, pues a todos se la ha contado como una "vaina privada".

Tesne dijo...

si me ha pasado... tanto que aveces me siento como Momo (la nmiña del cuento de Michael Ende)

Canela dijo...

si jorge, es cierto, ese tipo de personas tambien estan, como una amiga que me contó acerca de un encuentro sexual que tuvo, y me dijo: "pero no se lo cuentes a nadie", quizá no quería que le quitara la emoción de contarlo ella.

Ricardo Graffe dijo...

Hola canela, bueno te puedo decir que eso es super común a mí me pasa a cada rato, pero en una oportunidad se lo comenté a un psicólogo y me dijo que eso era cuestión de personalidad(obvio), pero dejame explicarte, resulta que probablemente tu seas una persona que ante los demas reflejas firmeza y seguridad, es por eso que inconcientemente la gente pueda buscar refugio en tus palabras, eso me pasa a mí. Claro, lo más cómico es que cuando te toca a ti drenar todo lo que llevas por dentro no puedes ni tienes con quien. Jejeje bueno ya esta bueno de la paja loca. Nos vemos, saludos.

bebhita dijo...

Hola canela.. llegué a tu blog intersada porque acabo de hacer el mio gracias a un amigo que me inspira.. mi blog es http://soyasiquelevamosahacer.blogspots.com y leyendo el tuyo encontré que alguien más aparte de mi tiene cara de Cura... TU!! jajajaj, a mi me pasa igual, en un consultorio, en la universidad, en el cine, en la disco, en cualquer lado...siempre encuentro a alguien que me cuenta su vida, sus aciertos y desaciertos, las 25 pulgas de su perro, las 4 canas que se acaba de descubrir, el color de sus pantaletas nuevas... en fin... cosas que ni me importan pero bueno... creo que es gente que necesita desahogarse...