martes, enero 24, 2006

Cerrar los ojos e imaginarte,
es, a veces, más dulce que hablarte



Puedo desvanecerme en tus ojos de caramelo.
Acariciando el aire que despides al hablar.
Trastornar mis noches para que bailen por ti.
Y cercar mis ojos a los límites de tu figura.
Podría hacerlo. Pero no.

7 comentarios:

SunriseTkila4Two dijo...

Y eso?? Por que no??


Saludossss desde California!

Juan Pablo Belair Moreno dijo...

no hay nada más seductor que una mujer con poder...

D´Hers dijo...

mmm... esta bonito, ya van en la semana dos escritos sencillos y cortos que me parecen bonitos... o yo ando muy en mi mundo de felicidad o es que me estoy haciendo marica!!!! ajajajajaja

Trapecista Antropófago dijo...

Aun no me decido acerca de cual de es el lado que ma disfruto leerle Canelita, si este o el contrastante del texto anterior. Ambos son gratos.

Como decidirme por uno? creo que mejor segire disfrutando de los dos por igual.

Saludos.

Efe dijo...

"Yo no sabia que no tenerte era tan dulce para llamarte para que vengas, aunque no vengas" tan embriagante es tu ausencia como enervante mi anhelo de ti. Mi ansia de busqueda lleva tu nombre, y tu nombre solo lo uso para signar el furor del desencanto, por que ahora que somos dos otra vez -tu, yo- caminaremos por rumbos distintos para no encontrarnos de nuevo, aunque en cada rostro velado me parezca descubrir tu faz...

Nelson dijo...

me llamo la atención eso del final :-O porque no ?.

De todas maneras es muy lindo el escrito , como todo los leo de tu inspiración

Un abrazo

Nelson

Canela dijo...

por que no? mmmm jejeje mejor no