jueves, agosto 25, 2005

Otra conducta inexplicablemente aplicada por nosotras

Estaba sentada, esperando un par de zapatos para medirme, que definitivamente no compraría, pero que igual disfruto viendo en mis pies, cuando entró a la tienda una mujer sinceramente preciosa, de pies a cabeza, de esas que te hacen mirarte a escondidas en el espejito que traes en el bolso, o en el reflejo de las vidrieras solo para asegurarte que ni remotamente luces como ella.

Una mujer de físico pasmosamente seductor, de esas que en portada puedes criticar, claro porque está en la portada y se supone que debe lucir así de bien, la comparas con las otras portadas y le encuentras miles de defectos, los ojos, la boca, la ropa, el maquillaje, todo te parece cuestionable, y si andas con el ego un poquitin inflado hasta terminas pensando: “no vale si ella es modelo yo también!”. Claro, todo esto cuando están en la portada, pero cuando saltan a la vida real, y de repente te encuentras al lado de ella en una zapatería pues ya no la comparas con otra portada, irremediablemente terminas comparándola contigo, y peor si termina al ladito tuyo, alta, esbelta, con todo cochinamente envidiable, pues te sientes más retaca, más gordita, más y más común y normal, por un momento te pasa por la mente ¿Qué hombre podría fijarse en ti con semejante mujerón al lado?. Empiezas a detallarla, buscándole algún defecto, las uñas, las manos, los pies, las nalgas, el busto, abdomen, cuando pasas el cuerpo sin encontrar detalle criticable alguno, comienzas con el atuendo, como se viste, que lleva, como lo lleva, en fin buscando y buscando, pasas el atuendo y si todavía sigues con ella al lado, afinas el oído para saber que dice, como se expresa, cazándole defectos, es que las mujeres somos así, que horror, y que pena admitirlo, y si alguna dice que no, pues me quedo yo con el muerto, lo acepto. Nuestra inseguridad hace que destruyamos mentalmente esa imagen que nos recuerda aun más lo abajito que estamos en la escalera de la perfección física, inalcanzable, de más está decirlo, y ellas mínimo dos escalones más arriba.


Después de toda está meticulosa inspección femenina, que probablemente dura milésimas de segundos, y que pocas, muy pocas veces termina sin resultados, concluimos aferrándonos a ese defectito, mínimo y estupido, pero que da un poco de alivio. Si, ya sé lo superficial, absurda, irrazonable, contradictoria, y tonta que me leo, pero déjenme decirles que esto es algo que tenemos bastantes mujeres, manteniéndolo en niveles normales, sin llevarlo a una envidia enfermiza (Cuando las mujeres se vuelven criticonas sin sentido, o a niveles mucho peores, cuando arremeten contra el mujeron, solo porque es un mujeron, prejuzgando). Pero toda ésta paranoia femenil dura solo unos cuantos minutos y pocas veces llega a exteriorizarse algún tipo de conducta negativa.

Yo por supuesto, como contradicción con patas que se respete, trate de no pensar todas esas cosas, de no verla, pero internamente seguía la búsqueda por el defecto…no arrojó resultados memorables. Para colmo el mujeron acabo sonriéndome y sacándome conversación, imposible odiarla, sencillamente una persona encantadora y agradable, inmundamente simpática. Hablamos como 15 minutos, al final de la conversa me dijo: “chama que buen trasero tienes…y yo que parezco una tabla”…Con eso cai de nuevo en la realidad, nunca nadie está conforme, y no hay ningunos escalones a la perfección fisica, recorde que no existe, y que si existiera no llenaria vacios del alma...Solo lo olvide por unos instantes...

otra cosa...



De Maitena...

17 comentarios:

Edén del Vainero Psicosocial. dijo...

Co... ¡Qué post tan bueno!
Esasa son las cosas que nos suelen pasar.
Las féminas somos así. Unas más y otras menos. No hay por qué negarlo. Quien se precie de femenina será así.
Y así somos muchas veces por nuestros amados hombres.
¡Me ha gustado Canelita!
Un besote.

Roger - El Guaro dijo...

Jajaja que vaina tan seria ustedes vale, me paso una vez cuando estaba en bachillerato que yo tuve una novia que al poco tiempo de que terminamos ya yo tenía otra, eso se presto para que ella pensara (la primera) que los problemas que tuvimos poco antes de terminar se debían a que me estaba viendo con aquella, así se que se le metió en la cabeza que tenía que conocer a la mujer por la que habíamos terminado, ella “tenía” que compararse con aquella otra, ver en que cosas la superaba y que defectos podría conseguirle, en verdad no las entiendo pero ya me acostumbre, por cierto me gusto mucho la parte en la que la tipa que estaba buenísima te dijo que tenias el culito parado, jejeje así que ella también tenía cosas que envidiarte. Un beso corazón, conchale estas perdida de mi casita maluca!

amor amor dijo...

Asi somos!!!!,pero no me culpo, ni a ti, ni a ninguna otra femina,hoy por hoy hay mucha competencia, ademas no todo lo que brilla es oro,jejeje, eso sono envidioso, jejeje...no vale, en serio, recuerda que en este mundo tan competitivo no solo eso cuenta,por cierto gracias por visitar mi blog, lei tu critica sobre secuestro express, muy completa, excelente pelicula, hecha en casa!!!!

Buttercup dijo...

Consuélate, yo creo que los hombres también se comparan y envidian, al menos una parte de su anatomía.

Webmaster Bellas Venezolanas dijo...

Bueno, yo no conozco a Canela, pero Ana Sofía Henao esta de rechupete!!!!

Y si ella dijo que Canela tiene buen cuerpo, esa es una excelente referencia. Espero conocerte entonces, Canela....

Si me envias tu foto la publico en mi Blog... ;-)

Anónimo dijo...

Canela, estre gustos y colores no hay nada escrito, ademas cada una tiene lo suyo!

rockandron.com

protheus dijo...

Hermoso y honesto tu comenterio, Canela. Cada persona tiene su encanto; pero indudablemente, el físico manda... Al principio. Te comento que, empezando la Universidad, tenía un amigo que era Apolo para mis compañeras, y de paso, adinerado. Todas querían que las invitara. Hasta las profesoras se derretían poe él. Era mi amigo y yp, divertido, jugaba al segundo bateador. El tiempo pasó, él se ha divorciado tres veces, por problemas de columna fue operado en tres oportunidades, y me encontré con su primera ex-esposa, quien en su momento fue el caramelo del campus universitario. Ella, más madura (más bella ante mis ojos) me dijo que preferiría haberse casado con cualquier sapo y no con ese príncipe que se acostaba con cualquiera. Jajajaja. Así es la vida.

Tesne dijo...

jajaja!!! ya entiendo por una amiga mia cada vez que le digo que tal o cual tipa está chevere siempre le consigue un defecto.

FAP dijo...

Felicitaciones por partida doble.

A los anos que visito este sitio y la nueva presentación esta fenomenal, además este post me encanto.

Ayuda a crecer en el entendimiento de las mujeres y como hacer para tratar de conquistarlas jeje.

Alberto Espejel dijo...

imagina lo que ocurriría con una incoformidad bien canalizada, que nos hiciera despertar en aras de ese nirvana aludido en el título de tu blog, una incoformidad que hiciera replantearnos ¿de qué sirve gustarle a muchos especímenes del sexo opuesto? ¿de qué sirve tener tantos pretendientes, tantas conquistas?

creo que en la actualidad es llenar vacíos tras vacíos esto de las modelos, los cuerpos perfectos, vivimos en un mundo occidental sumamente visual (se dice que en unos 200 años el sentido del olfato habrá desaparecido totalmente) y ojalá, cad uno de nosotros, pudiéramos hacer algo por encontrar un mejor equilibrio

en otro asunto, mi novia también firma como CANELA, también es fanática de maitena y en varias ocasiones ha tenido contacto con venezolanas (somos de méxico) así que cuando gustes puedes darte una vuelta por el blog de tu tocaya (movilivom.blogspot) y, definitivamente, por el mío

querida hedonista: cómo me ha gustado tu blog, seguiré por aquí otro día...

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
$9.99 Search Engine Submission dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Nelson dijo...

Hola Canelita, Sabes? además de ser este un excelente post, me parece que la belleza de la mujer es única en cada una y la misma empieza desde adentro con sus sentimientos, nobleza, autoctonia, lealtad, para pasar despues por el semblante.

Seguramente alguien al lado tuyo se sentira ogulloso se ser aquella persona que te acompañe.

Muchas veces dejamos de disfrutar lo que tenemos , pensando en aquello que no tenemos.

Saludos.

Canela dijo...

el spam no me cae bien!!

Alberto: interesante comentario, estoy muy de acuerdo contigo, pasaré por tu blog y por el d tu novia...;)

Fap: jeje esa es la idea, porque para ser sincera, a veces, ni nosotras nos entendemos...un besote!

webmaster bellas venezolanas: jeje de verdad me honras pero por algo no adorno mi blog con fotos mias, bueno de vez en cuando, pero no soy nada fotogenica, igual gracias por la invitación, quizas si me saco una fotico decente te la envio para elevarme el ego ;)

Canela dijo...

njcc: Nadie me acompaña...solo por si acaso jeje