jueves, febrero 03, 2005

Cuando las mujeres atacan

Es peor que cuando lo hacen las bestias. “La mente femenina fue creada para la venganza y la destrucción”, eso lo dijo un masculino, quien ciertamente ha llevado su cuota de sufrimiento por parte de las féminas. Analizo y analizo la mente femenina y solo consigo contradicciones y complicaciones, ¿Por qué somos tan difíciles?, (no me escapo de serlo, por más que trate de intentarlo). Somos refutaciones ambulantes, una boca gigante con patas, y en el silencio es donde está la verdad, no decimos lo que queremos que el hombre sepa, ¿Por qué? Porque queremos una conexión más allá del lenguaje, queremos una comprensión sobrehumana, o sobremasculina. Decimos lo que queremos aparentar ser, y callamos lo que verdaderamente somos. Es allí cuando la mente, simple por naturaleza, de los hombres choca con la venusiana. Los marcianos dicen lo que quieren, y ya, sin adornos, llanos y lineales, nosotras los tildamos de insensibles y egoístas, y KABUM! Empieza la guerra.

Pensándolo mejor, si corrompiéramos un poco nuestra naturaleza contradictoria y simplemente dijéramos más a menudo lo que queremos, quizás lo obtuviéramos. Así de sencillo, no?.