miércoles, agosto 25, 2004

Regálame tu piedad!

Corazón inútil si no está a tu lado


Desde que partiste no soy más que un conjunto de moléculas indolentes que no hacen sino que preguntarse ¿por que no estás a mi lado?, ¿por que te has apartado de mi?.

Si en una noche como está, estabas a mi lado,
una noche como ésta mi soledad la llenaba tu cuerpo maravilloso.

Pero si esta la misma luna,
están las mismas estrellas,
las mismas aves rodeando la playa,
y estoy yo con este amor intacto,
¿por que ahora no quieres estar a mi lado?,

No ha cambiado nada,
solo has cambiado tu.

Seguimos esperándote la luna,
las estrellas y la playa para que nos acompañes.

Seguimos mi amor y yo
esperando que reemplaces esta amarga soledad.

Siguen mis ojos con tu imagen clavada,
no quieren ver más nada para que no se les borre tu beldad.

Seguimos aquí mi amor,
esperando por ti, solo faltas tu.

No llegues muy tarde,
mi corazón es terco y se está quejando,
está formando una rebelión en mi contra,
No quiere trabajar más por este inútil cuerpo inerte
Que no tiene razón de ser porque le faltas tú.

Ya no me domino,
todo lo que huelo, pienso,
toco, siento, como, me sabe a ti,
has atiborrado mi vida con tu aroma y tu recuerdo.

He dejado todo intacto,
como te gustaba,
para que vuelvas amor,
por favor no tardes.

Seguimos la luna, las estrellas,
la playa, mi amor y yo esperándote,
por favor no tardes.

No hay comentarios.: