domingo, agosto 01, 2004

La serenata sin música de un impaciente enamorado

La mañana siguiente te levantaste encabronada
Yo que quería seguir queriendo
Tu querías seguir huyendo de mi
En la noche te cace y lo volveré hacer
No te escaparas de mis encantos
Pedirás a gritos que te llene
Me convertiré en lo que sueñas y quieres hacer realidad
En tu vida disfrutaras tanto como conmigo
Verás que va ser así

Cállate imbecil no me dejas dormir, consíguete una vida, mequetrefe!

Hasta mañana mi vida, te mando un beso, por cierto, no tenias porque haber sacado el agua de la nevera pudo ser del grifo…

No hay comentarios.: