martes, mayo 25, 2004

Amor libre. ¿Qué podría superar la dicha de amar con libertad? Sin ataduras, sin reclamos, sin promesas, sin verdades, sin mentiras, sin compromiso, sin preguntas, sin respuestas, solo amar, amar y dejarte llevar por una melodía que te inunde el alma.

Amar sin poseer, amar por amar, porque te es placentero, amar y ser libre para seguir amando, amar y compartir tu amor con otros amores.

¿Será que nuestra capacidad para amar es tan escasa que solo nos permite amar a una sola persona, o somos tan egoístas que no permitimos que esa persona ame a alguien más?

Me encantaría amar con libertad, llenarme de dicha por que la victima de mi amor está conmigo y no hundirme en la amargura si se va, verle feliz, y entregarme completamente sin pedir nada a cambio…y sin esperarlo, valorar cada segundo de amor y de vida a su lado, que ame con libertad a otro amores, y que yo quede libre para seguir amando.

Amar para sentirse libre, libres por amar.

Sin palabras, un amor mudo, con el lenguaje de los cuerpos que es mucho más sabio que el lingüístico, el lenguaje de las miradas, de los besos, ese lenguaje que no puede insultar o herir, solo sabe amar, el lenguaje primitivo, el lenguaje del amor.

No hay comentarios.: